Las leyes para denunciantes protegen su empleo

Los patronos no pueden despedir a los denunciantes que reporten fraude

Las leyes para los denunciantes de Medicaid tienen provisiones contra represalias, haciendo que sea ilegal despedir a un empleado por hacer lo correcto – reportar fraude al Medicaid. Por sobre más de 150 años, el gobierno le ha ofrecido a los denunciantes protección legal en casos de represalias por parte de los patronos.

Los denunciantes están protegidos de las represalias de sus patronos como resultado de reportar o querer reportar acciones que ellos crean que son ilegales o fraudulentas. Los denunciantes también están protegidos cuando critican algún acto ilegal o fraudulento o se reúsan a participar en una actividad que ellos razonablemente consideran ilícita.

Bajo las leyes para los denunciantes de Medicaid, un denunciante debe “creer razonablemente” que las acciones de su patrono son ilegales o fraudulentas. Al denunciante no se le exige probar que la ley fue violentada, sin embargo el denunciante sí tiene que creer razonablemente que la ley o un política pública se está violando por dicha actividad y su queja debe basarse en una actividad que esté ocurriendo o haya ocurrido.

Cuando un patrono despide, degrada o acosa a un empleado, la corte considerará los intereses del empleado, del patrono, de otros individuos afectados y del público en general. La acción de represalia tiene que tener un impacto público. Disputas privadas con relación al empleo del denunciante no son base suficiente para la protección laboral.

Su protección como denunciante bajo las Leyes de Reclamaciones Falsas de Medicaid

Las Leyes Estatales de Reclamaciones Falsas, bajo las cuales usted reporta el fraude al Medicaid por una posible recompensa de denunciante, tienen fuertes provisiones contra represalias para proteger a los empleados que intenten detener actividad fraudulenta.

De forma específica, bajo la Ley de Reclamaciones Falsas de su estado, usted está protegido de ser degradado, despedido, suspendido, amenazado, hostigado o ser discriminado de cualquier otra manera en los términos y condiciones de su empleo por proveer información (reportar fraude al Medicaid).

Usted está cubierto por la protección al denunciante si usted:

  • Somete una reclamación denunciando a su patrono o proveedor médico.
  • Piensa en someter una reclamación denunciando a su patrono o proveedor médico.
  • Es un agente o contratista que ayuda a un denunciante a reportar el fraude.
  • No sometió ningún tipo de demanda denunciando a su patrono o proveedor médico pero sí intentó detener la actividad reportándola internamente (a un gerente o supervisor).

Los denunciantes de Medicaid que sean víctimas de represalias por parte de sus patronos tienen derecho a remedios legales

Bajo las provisiones contra represalias de las Leyes Estatales de Reclamaciones Falsas, los denunciantes que sufran algún tipo de represalia laboral tienen derecho a remedios legales por daños que de alguna manera pudieron afectarles. Estos remedios legales incluyen:

Restitución a su puesto con el nivel de empleo que tenía antes de la represalia.

  • El doble de cualquier pago retroactivo perdido por motivo de un cambio en posición.
  • Intereses por cualquier pago retroactivo perdido por perder el empleo o ser degradado.
  • El desembolso de cualquier gasto incurrido por honorarios de abogados y otros.
  • Compensación por daños como resultado de la represalia.

Estos daños por represalias son adicionales a la cantidad otorgada por su recompensa por denunciante por reportar la actividad ilegal o fraudulenta contra un programa de salud del gobierno.

Si tiene conocimiento de facturaciones fraudulentas por parte de un patrono, proveedor médico o compañía que resulte en pérdidas financieras para Medicaid, Medicare o Tricare, actúe ahora para protegerse y asegurar su rol como denunciante.

Llame a nuestra línea directa al 888.742.7248 or REPORTE EN LÍNEA.

Línea directa para reportar fraude al Medicaid: 888.742.7248 o
Reportar en línea